• PANO_20160808_074602-01

    Diseño y creatividad para solucionar problemas de contaminación

IMG_20160824_115835-01

A partir del 8 de agosto pasado los 180 jóvenes de bachillerato de la Institución Educativa San Benito tuvieron un cambio en su rutina escolar, Ser0 Laboratorio Vivo llegó a la escuela y modificó la forma de estudiar y sobre todo la forma de aprender. Las clases se transformaron en constantes talleres de observación y aprendizaje, sus compañeros no fueron los mismos porque se les mezcló con los de otros grados diferentes, los de grado 11 estaban compartiendo espacio y actividades con los de 8o. Se volvieron comunes el uso de herramientas antropológicas como la observación participante o entrevistas en profundidad. El pensamiento de los niños ya no funcionaba únicamente en el ejercicio de memorización matemática o de valoración de las ciencias naturales o sociales y no solo comprendían el valor de materias como la historia en su contexto. En su pensamiento entró el diseño de experiencias y su aplicación para resolver problemas de la ciudad, acercándolos a metodologías de innovación que terminaron usando en el diario vivir.

Trabajo previo

En previa investigación con los estudiantes y docentes, la contaminación se evidenció como una preocupación fundamental para todos; por esa razón se decidió plantear una estrategia que involucrara a la comunidad estudiantil con la tarea de resolver diferentes desafíos sobre esa temática. Así nacieron los 4 ejes de conocimiento sobre la contaminación, que a su vez daban pie a conformar grupos de estudio que es Ser0 se llaman clubes: contaminación visual, contaminación auditiva, contaminación olfativa y contaminación química.

Así, durante la primer semana de la puesta en marcha del Laboratorio Vivo los estudiantes tuvieron la oportunidad de hacer un recorrido por cada uno de esos ejes temáticos, para que al final de ese primer ciclo pudieran escoger el proyecto que más les sorprendiera o interesara. Durante las restantes tres semanas se dieron a la tarea de investigar y salieron a la ciudad a buscar información relevante y contextual, después prototiparon soluciones a esos retos (basados en métodos de innovación como desing thinking), y esta última semana ya presentan los resultados o soluciones a esos desafíos, todo logrado gracias a las altas dosis de creatividad y sorpresa.

 

Los proyectos

Su trabajo y talento se concentró en resolver preocupaciones como el aislamiento acústico para disminuir el ruido que se percibe dentro de los salones de clase; diseño de semáforos para promover que se produzca menos ruido dentro de San Benito; diseño y desarrollo de una campaña para que se produzca menos ruido en los alrededores de San Benito; uso de materiales reciclados y jardinería para el embellecimiento de las zonas comunes del colegio; diseño de una campaña de visibilización de la Institución Educativa en el vecindario y la concientización sobre los efectos de la contaminación del sector en los estudiantes; creación de unos reportajes sobre el entorno y medio ambiente; diseño y producción de unas pacas biodigestoras que aprovechan los residuos orgánicos de la cafetería para producir abono; el diseño y el desarrollo de un sitio web del medio ambiente y finalmente el diseño de basureros con material reciclado.

Estas prácticas pedagógicas que promueve Ser0 Laboratorio Vivo, fortalecen el propósito de hacer de San Benito una escuela donde aprender sea un proceso divertido y creativo. El desafío para la comunidad es definir los mecanismos para que este pensamiento de diseño, el método Ser0 permanezca y sea sostenible en el tiempo.